Ir a desayunar a Requena, pero volando

Imagen de previsualización de YouTube

En ésta ocasión os presento un vídeo realizado con motivo de un vuelo al aeródromo de  Requena, como en todas las ocasiones busqué una escusa para justificar el vuelo, y ésta vez el motivo del vuelo tenía como motivo tener que ir a desayunar a Requena, aeródromo que todavía no había visitado y del cual me habían hablado muy bien, incluido su restaurante.

Siempre me gusta llevar a alguien conmigo en el avión, y en ésta ocasión conté con la inestimable compañía ( y ayuda porqué pilotó un rato) de un antiguo compañero de trabajo, Juanma.

Durante toda la semana anterior el tiempo se presentaba muy inestable, un frente frío cruzaba la península dejando a su paso lluvias, tormentas y fuertes vientos, así que no fue hasta el día anterior cuando supimos si iba a ser posible el vuelo, el día del vuelo aún quedaban tormentas por la costa del levante desde Alicante hasta Valencia, pudimos planificar el vuelo por el interior y así evitar los molestos elementos, al fin y al cabo iba a ser la ruta mas directa.

Despegamos de Los Garranchos sobre las 8 de la mañana, a primera hora no suele haber muchas turbulencias y es cuando el vuelo es mas confortable, tuvimos un vuelo muy entretenido, con preciosas vistas por encima de las nubes, y divertidas travesías por algunos valles teniendo un techo de nubes muy bajo.


Posando tras llegar al aeródromo de Requena.

Visita al aeródromo de Requena

Llegamos según la hora prevista al aeródromo de Requena, aproximadamente a las 9:00 de la mañana, aparcamos el avión en plataforma y nos dirigimos al restaurante, allí nos recibe un espléndido comité de bienvenida formado por varios miembros del aeroclub, que nos ruegan que nos sentemos con ellos a almorzar un «tomate partio» y unos fabulosos bocadillos con pan recién hecho y relleno al gusto del consumidor.

Es de agradecer la hospitalidad con la que nos reciben en Requena, no siempre se puede decir lo mismo, pero en ésta ocasión desde aquí puedo confirmar que hay muy buena gente en aquel campo.


Almuerzo entre amigos, aunque solo hacía 5 minutos que los conocíamos.

Almuerzo entre amigos, aunque solo hacía 5 minutos que los conocíamos.

Después de un ameno almuerzo llega la hora de regresar, nos quedaba un entretenido camino de vuelta, aprovechamos que las tormentas del litoral se habían dispersado para volver por la costa, y tomar unas instantáneas a vista de pájaro de algunas poblaciones costeras, sin lugar a dudas la mas llamativa fue la de Benidorm, famosa ciudad conocida pos sus rascacielos, seguimos nuestro camino hacía el sur y llegamos a Alicante, en éste punto nos toca rodear la ciudad y utilizar un trayecto que se adentra en tierra para evitar el CTR de Alicante y por ende, cualquier avión comercial que se cruzara en nuestro camino.


Chubasco sobre Santa Pola, a 2kms de nuestra ruta.

Chubasco sobre Santa Pola, a 2 kms de nuestra ruta.

En la última parte del viaje tuvimos la oportunidad de rodear un chubasco, del que pudimos tomar ésta impresionante fotografía. Pocas veces se tiene la oportunidad, por no decir el privilegio, de fotografiar un chaparrón con semejante perspectiva.

El resto del viaje transcurrió sin novedad y llegando a Los Garranchos sobre las 14 horas. Como recuerdo del viaje he editado un vídeo que podéis ver pulsando sobre el siguiente enlace, espero que os guste, y que lo compartáis con todos vuestros contactos.

Hasta el próximo vídeo, y si os gusta éste, por favor compártelo.

Saludos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *